¿Qué son las vitaminas?

Seguro que recordáis cuando erais pequeños y vuestros padres os decían ¡bébete el zumo que tiene muchas vitaminas! O ¡Cómete las verduras que necesitas vitaminas!

Pues bien, vuestros padres nada más lejos de la realidad, se preocupaban por vuestra correcta alimentación y crecimiento, ya que las vitaminas son imprescindibles para nuestra vida.

Por ese motivo, desde el blog de conservas vegetales de Hida alimentación, te explicamos para qué sirven, los tipos que hay y cuáles son los alimentos más idóneos.

Para qué sirven las vitaminas

Las vitaminas son esenciales para nuestro organismo y lo ayudan a funcionar día a día, también son necesarias para nuestro sistema defensivo, por lo que nos protegen de posibles problemas de salud como podrían ser la anemia, cegueras nocturnas, insomnio y hasta incluso arritmias. A sí que ¡No te lo tomes a broma! Y mantén una dieta equilibrada y variada de alimentos para que no se produzcan carencias vitamínicas.

Además, no aportan energía como tal, por lo que son acalóricas. No tienes por qué eliminar o reducir el aporte vitamínico en tu menú si estás a dieta, ¡menuda maravilla!

Tipos de vitaminas

Actualmente existen 13 tipos de vitaminas, cada una con sus determinadas características. Estas pueden ser de origen animal o vegetal.

También se dividen en función del tipo de absorción en hidrosolubles y liposolubles.

Las hidrosolubles son aquellas que se disuelven en agua. Mientras que las liposolubles se disuelven en grasas.

Con las hidrosolubles hay que tener cuidado porque la cocción o el simple lavado de los alimentos hace que se pierda parte de las vitaminas que contiene. Además, no se almacenan en el organismo, lo que requiere una ingesta regular.

Por el contrario, las liposolubles se almacenan en el tejido adiposo o en el hígado y resultan más difíciles de eliminar por el organismo por lo que se crea una reserva vitamínica que hace innecesaria una ingesta tan regular como las hidrosolubles.

Pisto de verduras como gran opción vitamínica

El pisto de verduras es una gran opción para el aporte vitamínico necesario. Tiene infinitas combinaciones y se pueden crear platos muy ricos y saludables.

El piso de verduras está compuesto de hortalizas como el calabacín (vitamina A, C y B9), la berenjena (vitamina C), el pimiento (vitamina C y vitamina B6), la cebolla (B3, B6, C y E,) y por supuesto el tomate (vitaminas C, A, E, K, B1, B2 y B5). Como podéis comprobar, vitaminas no le faltan.

Y es que el pisto es una gran opción para toda la familia. Desde los más pequeños hasta los más mayores, ya que contiene pocas calorías, muchos minerales, es bajo en grasas y es muy bueno para la hipertensión. Fuente de fibra y además mejora el funcionamiento del sistema digestivo.

Podemos comerlo sólo o de mil maneras.

Una opción maravillosa de nuestra cocina mediterránea muy rica en vitaminas y minerales serían las alubias con pisto de verduras. Un plato caliente que te hará coger fuerzas y llevar una dieta de lo más equilibrada. Ya que las legumbres tienen un alto contenido proteico que compensa la carencia de proteínas del pisto.

Y para los más pequeños, un plato un poco más suculento podrían ser unos espaguetis con pisto de verduras con el cual “casi sin darse cuenta” se estarán comiendo varios tipos distintos de hortalizas que proporcionaran los complementos vitamínicos necesarios para su correcto crecimiento y desarrollo. Y es que las verduras en el pisto se camuflan muy bien para los más peques de la casa.

Existen un sinfín de combinaciones para el pisto de verduras y su alto contenido en vitaminas, ¿cuál es tu favorita?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *