Trucos para comer bien y mantener la línea

trucos-mantener-la-linea

Llega el verano y con él el calor y las ganas de playa, de tirarse a la piscina, de pasar la mañana en la tumbona y la tarde en el chiringuito. Viene una de las épocas más especiales y deseadas del año. Pero también es el momento para no descuidar nuestra línea y no tirarnos a los excesos veraniegos que, pasada la euforia, se convierten en michelines delatores.

Todos los estudios coinciden: para mantener la línea sólo debes seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio de manera habitual. No hay más secretos que esos, pero tampoco debes dejarlo todo para el último momento ¡eso es perjudicial! Por ese motivo, desde el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación, como lo sabemos y nos encanta cuidarte, te ofrecemos una serie de trucos para comer bien y mantener la línea ¡durante todo el año!

Una dieta variada, equilibrada y rica en nutrientes.

Para cuidar la línea debes consumir verdura y fruta, huevo, pescado, arroz, pastas, aceite de oliva virgen extra, pan…es decir, sólo tienes que seguir nuestra admirada dieta mediterránea. ¿Has visto que sencillo?

¡Agua!

Pero no al agua patos ni chapoteos hasta el atardecer, sino hidratación y mucha agua. Olvida las bebidas azucaradas y el alcohol, sólo tomándolo con moderación. Este tipo de bebidas son muy calóricas y nada beneficiosas si queremos mantener la línea. Como truco, puedes beber un vaso de agua antes de las comidas principales para que sacie tu apetito y comas menos. Agua, agua y agua. ¿Lo tienes claro?

Una mesa bien puesta

Una mesa de comida tiene que ser atractiva y limpia, con los objetos justos para devorar los platos de una manera relajada. De esta forma, atacaremos la comida con menos estrés, masticaremos de forma más pausada y digeriremos mejor en nuestro estómago.

Además, utiliza manteles y detalles con tonos azules, nada de rojo. ¿El motivo? El color azul relaja y produce una sensación de armonía que no producen el resto de los colores. Puede ser un detalle en tu vajilla o en los textiles, pero utilízalo. Y sí, una mesa bien puesta ¡sólo conlleva ventajas!

Come poco, pero con más platos

Evita platos únicos o platos combinados que son más que batiburrillos de diferentes alimentos. Para comer, un entrante, un segundo y otro postre. Con la cantidad justa de comida, lo justo y necesario para alimentarte y no quedarte sin energías.

¿Y el desayuno? ¡Nada de saltártelo! El cuerpo necesita fuerza y vitalidad al levantarse, por lo que el ayuno no es una opción. Un desayuno variado, con zumo, leche, cereales, desterrando para el olvido la bollería industrial para consumir el menor número de calorías posibles. Por último, las cenas ligeras, por favor. Una buena digestión no pesada para irnos a dormir.

Alarga tiempo entre plato y plato

Sobre todo en la comida central del día. Diversos estudios señalan que la señal de saciedad tarda alrededor de veinte minutos en llegar en forma de señal a nuestro cerebro, así te sentirás lleno antes y comerás menos. O sólo lo que necesites.

Estos son nuestros cinco trucos para comer bien y mantener la línea que te proponemos. Así, comienza por el primero ¡y mantén tu figura impoluta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *