Trucos para que a los niños les guste el pisto de verduras

pisto-de-verduras-ninos

Aunque en un primer momento pueda parecer que lograr que los niños y niñas coman pisto de verduras es una misión imposible, hoy venimos a contarte que el paladar se puede educar y que es factible convertir el sabor de esta comida en parte de su dieta. ¿Quieres saber cómo? En este post te contamos algunos trucos para hacerlo posible. ¡Presta atención!

Fusionar en comidas ya conocidas

Ofrecer un producto nuevo puede generar rechazo en los más pequeños. No obstante, esto se debe principalmente al desconocimiento del alimento, es decir, a cómo es su sabor, su forma o, incluso, sus beneficios. Por ello, elaborar comidas que les sean familiares en los que se incluya el pisto de verduras te ayudará a que, por lo menos, acepten probarlo.

Por ejemplo, te proponemos prepararlo en recetas que adoran los niños y niñas como son la lasaña, la pasta, la pizza y, por supuesto, ¡las empanadillas! ¡Hay cientos de formatos en los que introducir este alimento tan nutritivo!

El pisto de verduras como acompañante

Servir este producto puede ser un tanto desalentador para los peques. Sin embargo, el pisto de verduras es un alimento muy versátil que permite incluirlo en infinidad de platos, tanto en carnes como pescados. Aunque si hay una opción que les encanta es el huevo. Por ello, te proponemos sustituir las habituales patatas fritas que lo suelen acompañar por el pisto de verduras, pues es una opción mucho más saludable y beneficiosa para ellos.

Este truco se puede extrapolar a cualquier plato, así que te animamos a pensar cuál es la comida favorita de vuestros hijos y encontrar la manera de combinarla con las verduras.

Contar con productos de calidad

Puede que parezca algo obvio, pero que las verduras sean de óptima calidad influirá enormemente en que el sabor sea mejor y, en consecuencia, que a los niños les guste más. Esto es algo realmente fácil gracias al pisto de verduras de Hida, que contiene tomate, cebolla, pimiento, calabacín y berenjena. ¡Vamos, una explosión de nutrientes ideales para el crecimiento de los peques!

Convertirlos en parte del proceso

En muchas ocasiones, cuando se rechaza una comida es porque desconfiamos de ella. Por ello, te recomendamos animar a los peques a ayudar en la cocina. De este modo, serán más propensos a probarla, puesto que han formado parte del proceso.

Asimismo, algunos expertos también aconsejan llevar a los niños y niñas a comprar al supermercado. Así serán ellos los que puedan escoger sus verduras favoritas y se romperá algo más con esa barrera de desconocimiento que provoca su rehúso.

Sé un ejemplo

Los padres son los principales referentes para sus hijos, especialmente en la etapa de crecimiento. Por ello, no podemos pretender que ellos coman saludable si vosotros no lo hacéis. Para que los peques entiendan que el pisto de verduras es un alimento delicioso, es importante que te vean disfrutar a ti mismo de él. Tus actos serán un reflejo sus acciones. Sé un ejemplo.

Ahora ya lo sabes, enseñar a los niños y niñas desde bien pequeños a incluir el pisto de verduras en su dieta te permitirá lograr que lo amen y, por supuesto, ¡que tengan la mejor alimentación! Cuida de los tuyos con la mejor calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *