Trucos y consejos para descongelar alimentos

Trucos-y-consejos-para-descongelar-alimentos

A todos nos gusta que la comida que devoramos con tanta pasión sea saludable, además de saciarnos el apetito. También nos gusta ahorrarnos tiempo en la cocina para poder disfrutar de más tiempo libre y por eso acudimos a las conservas vegetales, que son sanas y nos permiten dosificar el tiempo en la cocina.

Pero ¿qué ocurre con los productos descongelados? Como sabes, es una manera fácil de ahorrar y mantener el consumo de alimentos una vez adquiridos. Sin embargo, las prisas y la cocina no son grandes aliadas. No vale saltarse pasos a la tolera por una simple cuestión de comodidad.

Los motivos son evidentes: descongelar los alimentos de manera correcta es fundamental para que sigan manteniendo sus propiedades y evitar así posibles intoxicaciones alimentarias. Y no sólo ese, hay que tener en cuenta que si el alimento todavía está congelado ¡más tiempo se necesitará para descongelarlo y cocinar!

Por eso, como lo sabemos y nos encanta cuidarte, desde el blog de conservas vegetales de Hida Alimentación te contamos una serie de trucos para descongelar alimentos correctamente. ¡Sigue leyendo!

Descongelar en un frigorífico o nevera

Lo primero que tienes que hacer al meter un alimento en la nevera es comprobar la temperatura que hay en el interior, además del tamaño de este. Como norma general, lo ideal es descongelarlos entre 4 y 5 grados durante al menos 1 día para que lo haga despacio y no de manera apresurada.  Si lo hacemos a menor temperatura el producto tardará más tiempo en descongelarse.

Otras de las cosas que debemos tener en consideración es el tipo de alimento. ¡No todos los productos son lo mismo! Por ejemplo, el marisco y la carne picada pueden consumirse hasta uno o días después de descongelarse. Truco: utiliza un plato para evitar que pueda gotear y colócalos en la estantería más baja del frigorífico.

Descongelar al cocinar

Las comidas y alimentos también se pueden descongelar como parte del proceso de la elaboración de platos y recetas. Simplemente hay que cocinarlos sin previa descongelación, revisando la temperatura para asegurar que se haga completamente.

¡Importante! Este tip no puedes emplearlo con todos los comestibles. Verduras congeladas o carnes molidas son algunos de los alimentos que podemos emplear con este truco.

Descongelar en agua fría

Este es un método bastante rápido. Debemos asegurarnos de que el producto este envasado de forma hermética para que no permita fugas, de manera que no absorba agua y pierda calidad. Se debe introducir en agua fría y no caliente, y esta debe cambiarse alrededor de media hora para que continúe la descongelación y no se temple.

Este método debe hacerse entre dos y tres horas dependiendo del tamaño del alimento. Para ello, hay que pensar que los paquetes de un kilo o inferior se pueden descongelar en una hora, pero para cantidades más grandes se necesitará más tiempo.

Descongelar en el microondas

Por último, también podemos emplear el microondas, pero únicamente si los vamos a cocinar inmediatamente. La máxima precaución que hay que llevar a cabo aquí es cortar los alimentos en trozos pequeños para que la descongelación sea uniforme, evitando que lo hagan únicamente los extremos y no el centro. ¡Ojo! No descongeles un alimento que previamente lo hayas hecho ya por el microondas.

Y estos son las cuatro maneras que te proponemos para descongelar alimentos. Y tú, ¿cuál sueles utilizar más a menudo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *