Recomendaciones frente a la astenia otoñal

Acaba de aterrizar el otoño y con él llegan las bajadas de temperaturas, la caída de las hojas de los árboles y la conocida depresión otoñal o su nombre médico más correcto, la astenia otoñal.

Para que lo entendamos de una manera sencilla, podemos definirlo como un trastorno o síndrome leve y temporal, que tiende a durar unos días o semanas, caracterizado por la aparición de una serie de síntomas característicos por una dificultosa adaptación de nuestro organismo a los cambios estacionales, en este caso a la llegada del otoño.

La disminución de las temperaturas y la reducción de horas de luz son los principales circunstancias que alteran nuestro organismo, provocando alteraciones tanto en el estado de ánimo como el biorritmo de nuestro cuerpo.

¿Qué hacer?

Frente a estos síntomas podemos reducirlos llevando a cabo una serie de recomendaciones:

  • Cuida tu alimentación: aunque parezca evidente, una correcta alimentación con una dieta variada y equilibrada, rica en vitaminas como el tomate natural, minerales, fibra, proteínas, grasas saludables e hidratos de carbono, ayudarán a combatir esté síntoma. Todos estos nutrientes esenciales son fundamentales para mantener un buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.
  • Escoge alimentos de temporada: en esta época tenemos alimentos nutritivos, sabrosos y saludables como los higos, caquis, setas y naranjas, entre otros.
  • Practica ejercicio físico: mantenernos en forma y hacer ejercicio nos ayudará a sentirnos mejor, ya que conseguiremos relajarnos y aumentar la secreción de hormonas en nuestro organismo. Lo ideal es practicar ejercicio diariamente uno 30-40 minutos.
  • Respecta los patrones del sueño: es fundamental descansar bien. Para ello debemos dormir las horas necesarias (7-8 horas) y mantener un horario fijo tanto a la hora de acostarnos como de levantarnos. La rutina nos vendrá bien en ese caso.

Este trastorno es más común de lo que pensamos y afecta a muchas personas, pero no hay que alarmarse ya que solo tiende a durar unos días y además podemos prevenirlo de una manera muy sencilla como ya hemos visto.

¡Buen inicio de temporada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *