Tomate frito para proteger la piel

Llevas todo el año preparándote. Que sí una dieta sana y equilibrada, que si evitando la cerveza de después de cenar para no engordar, que si haciendo actividad física diaria. Sí, lo has conseguido, la operación bikini la has superado con un rotundo éxito. Estás feliz, ha llegado el momento de preparar las maletas para las vacaciones sabiendo que vas a poder lucir una bonita figura. Llegas a la playa, te pones la crema y comienza tu merecido descanso. Y empiezan los primeros problemas: tu piel se ha quemado y en vez de un bonito bronceado te has ganado varias rojeces. Por ello, para que esta supuesta historia no te pase, desde el blog de Hida Alimentación, te ofrecemos una alternativa para preparar a tu piel contra los rayos del sol. Se llama tomate frito.

Una dieta rica en alimentos como el betacaroteno y el licopeno ayuda a la proteger y a preparar a tu piel frente a las largas horas de playa. Propiedades que se encuentran, por ejemplo, en el tomate frito. Estos antioxidantes aumentan las defensas de la piel frente a las agresiones solares, haciéndola más resistente. Además, favorece que tu piel coja un bonito bronceado y no se queme.

Y es que, según diversos estudios, consumir una media de 55 gramos de tomate frito al día, lo que viene a ser unas cinco cucharadas, puede ser una herramienta muy eficaz para combatir las quemaduras solares.

Con esto no estamos diciendo que solo consumas tomate frito para evitar quemarte, sino que lo uses como complemento, como una ayuda extra a las cremas solares y a evitar exponerte en las horas centrales del día al sol. De esta forma, conseguirás alimentarte bien y librarte de futuras enfermedades. Así que, ya lo sabes, protección solar y tomate frito  y luce un bronceado bonito y sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *