Espaguetis con albóndigas con el sofrito para pasta

A todo el mundo le gusta la pasta. Es un hecho. Pasta para desayunar, para comer y para cenar. Y, por supuesto, si lleva tomate casero, mejor que mejor. Las hay de todos los tipos: largas como los espaguetis; cortas como los rigatoni; rellenas como los ravioli, etc. Así que en este post vamos a ser más tradicionales y caseros que nunca y os hemos preparado una receta especial y fácil de hacer con uno de nuestros productos: el sofrito para pasta. Se trata, nada más y nada menos, que unos espaguetis con albóndigas. Deliciosos.

Para la elaboración de esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 bote de sofrito para pasta de Hida.
  • 500 gramos de espaguetis.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Queso parmesano rallado.

Para hacer las albóndigas:

  • 500 gramos de carne molida magra.
  • 1 taza de pan rallado.
  • Perejil picado.
  • Pimienta negra molida.
  • Ajo.
  • 1 huevo.

Lo primero de todo es preparar las albóndigas. Cogemos un bol y ponemos la carne picada y vamos añadiendo el huevo batido, una cucharada de perejil picado y una cucharadita pequeña de pimienta negra molida. Para que los ingredientes se integren entre sí vamos a aplastarlos con un tenedor hasta que la masa esté uniforme. Ahora llega el momento de añadir el pan rallado, el ajo y el perejil y seguimos mezclando. Cuando la masa esté lista es la hora de darle la forma con nuestras manos. Para ello, cogemos una pequeña porción y la vamos girando para darle el volumen deseado. Una vez terminado es el momento de freírlas en aceite, dándoles la vuelta a cada lado. Cuando ya estén doradas se produce el momento “mágico” que estabas esperando: hay que echarle nuestro sofrito para pasta. Para que hiervan mejor, tapamos la cazuela con una tapa.

Mientras se terminan de hacer las albóndigas con el sofrito para pasta nos ponemos a hervir el agua para cocer la pasta. Echamos un poquito de aceite y de especias antes de los espaguetis para que cojan el punto y le vamos dando vueltas durante 8-10 minutos aproximadamente. Los sacamos y los ponemos en un plato para colocarles las albóndigas por encima. Lo ideal es echarles un poquito de queso parmesano por encima y revolvemos la fuente. Y, ¡voila! Ya tenemos unos espaguetis con albóndigas con nuestro sofrito para pasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *