Recetas sencillas para sorprender a tu pareja por San Valentín

recetas-sencillas-san-valentin

Se acerca el Día de los Enamorados, más conocido como San Valentín, un día especial para las personas que han encontrado el amor. Aunque para muchos es un día más, desde Hida Alimentación sabemos que por lo menos las parejas lo celebran con una comida o cena romántica. Por este motivo, queremos ayudarte a sorprender a tu pareja realizando un menú con mucho amor para esa persona tan especial que te acompaña en tu día a día. ¡Qué el amor fluya también en la comida con nuestras salsas caseras para pasta!

Entrantes

Primer entrante: Navajas con salsa de tomate y albahaca

Para este entrante utilizaremos la salsa de tomate y albahaca de Hida Alimentación, una de las salsas caseras para pastas con un toque de sabor muy peculiar. Un dato importante, las navajas tienen que comprarse en el mismo día para que estén frescas. En cuanto se llegue a casa, no olvides meterlas en agua con una gran cantidad de sal.

Ingredientes:

  • 18 navajas
  • Diente de ajo
  • Cebolla
  • Salsa de tomate y albahaca de Hida Alimentación
  • Aceite de oliva Virgen Extra
  • Sal

Elaboración:

Una vez tengamos las navajas durante un tiempo en agua con sal, como se comentaba anteriormente, las limpiamos bien para eliminar la arena y las impurezas.

Lo primero, cortamos el diente de ajo y la cebolla en trozos muy pequeños. En una sartén vamos calentando un poco de aceite de oliva Virgen Extra y añadimos la cebolla y el ajo. Una vez estén dorados y bien hechos, añadimos la salsa de tomate y albahaca de Hida Alimentación, y la calentamos durante un par de minutos a fuego medio.

Mientras se calienta la salsa de tomate, en otra sartén añadimos las navajas escurridas y las cocinamos durante unos 5 minutos. Las navajas irán soltándose de sus respectivas conchas, cuando esto ocurra, pasamos la carne de las navajas a la sartén de la salsa de tomate.

Volvemos a cocinar la salsa junto con las navajas durante un par de minutos y utilizamos sus conchas para servirlas.

Segundo entrante: Cazuela de queso provolone al horno

Esta receta es un clásico del amor, muy sencilla, pero con un toque romántico italiano. Para su realización volveremos a utilizar el mismo bote de una de nuestras salsas caseras para pastas, la de salsa de tomate y albahaca.

Ingredientes:

  • Salsa de tomate y albahaca de Hida Alimentación
  • Orégano
  • Rodajas de provolone

Elaboración:

Encendemos el horno y lo precalentamos a unos 200º por arriba y por abajo. En una cazuela de barro o una bandeja pequeña añadimos la salsa casera para pasta, por encima le echamos las rodajas de queso provolone. Si se quiere, podemos añadir orégano, aunque la salsa de tomate ya lleva albahaca.

Introducimos la cazuela o bandeja en el horno y lo sacamos cuando veamos que el queso está fundido y gratinado. Si fuera en una cazuela de barro, ponemos un plato debajo y se puede comer directamente del plato con tu pareja. ¿Hay algo más romántico que eso?

Plato principal

Pechuga de pollo rellena de champiñones

Ingredientes:

  • Pechugas de pollo enteras
  • Champiñones
  • Salsa boloñesa de Hida Alimentación
  • Oregano
  • Queso para gratinar

Elaboración:

Para comenzar, lavamos y troceamos los champiñones en láminas pequeñas. Una vez hecho esto, abrimos las pechugas por la mitad en forma de libro. Rellenamos las pechugas con los champiñones troceados y le añadimos un poco de queso para gratinar y la salsa casera para pasta.

Encendemos el horno para precalentarlo a 200º por arriba y por abajo.

En una bandeja de horno, situamos una base grande con el tomate frito, y situamos las pechugas encima. Le echamos el queso para gratinar por encima de las dos pechugas rellenas, la cantidad de queso va al gusto de cada uno, y para culminar, volteamos una pizca de orégano por encima.

Metemos al horno la bandeja, y al cabo de unos 15-18 minutos el queso estará fundido y veremos que la pechuga de pollo ya ha cogido color. Dependiendo de como te guste el queso gratinado y la pechuga de hecha, dejaremos el horno más o menos tiempo. ¡Cuidado con no pasarte!

Servimos en un plato las dos pechugas rellenas con un poco de la salsa de tomate frito y …¡listo!

Postre

Para culminar esta velada romántica, sugerimos que la comida se acompañé de un buen vino y que se termine con el clásico postre del amor: fresas con nata. Y estas son las recetas sencillas que os presentamos para este día tan especial. ¡Disfrutad de un San Valentín con mucho amor y buena comida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *