Recetas con tomate natural pelado

¿Has probado alguna vez la mermelada de tomate? Desde Hida te animamos a que pruebes a hacerla en casa, verás qué fácil es preparar un producto que te alegrará las mañanas o las tardes y que, además, es de lo más saludable. ¿Empezamos?

Tan solo tienes que abrir un bote de Tomate Natural Pelado Hida, aunque, si lo prefieres, puedes optar por nuestros Dados de Tomate Extra Hida. Ambos son productos naturales por lo que te vendrán fenomenal para elaborar esta sencilla receta.

Una vez elegido uno de los dos productos que deseas utilizar, has de colocar el contenido en una cazuela y cocer el contenido hasta que los tomates se queden blanditos. Una vez conseguido, pásalos por la batidora. Si aún está caliente, ten cuidado con los “salpicones” para evitar que te puedas quemar. Si esperas un poco antes de triturarlos, casi mejor, así te evitarás un susto.

Una vez que has triturado el tomate natural pelado y has conseguido que se quede líquido, es momento de añadir una taza de azúcar y volver a colocar en el fuego durante 15-20 minutos. Remueve bien mientras tanto y prueba una pizquita para comprobar si es necesario rectificar o añadir más azúcar.

La receta estará lista cuando te quede una salsa un tanto espesa, cuanto más lo dejes en el fuego, más espesa te quedará la mermelada de tomate por la evaporación del agua de los tomates…así que vigila bien mientras lo preparas para retirarlo del fuego en el momento en el que alcance la consistencia deseada.

Una vez finalizado este proceso, es momento de esperar a que se enfríe tu mermelada de tomate casera. Para que se mantenga el máximo tiempo posible, guárdala en botes de cristal bien cerrados y en el frigorífico. Así disfrutarás más y mejor de todo el sabor Hida con un toque dulce. Perfecto tanto para un desayuno como para dar un toque de color a una buena merienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *