Ravioli con tomate

Enero es un mes cargado de buenas intenciones. Es el momento de hacer borrón y cuenta nueva establecer una serie de objetivos o propósitos a realizar en el resto del año. Uno de ellos debe pasar, inevitablemente, por mejorar y cuidar nuestra alimentación, el pilar de nuestro organismo y de nuestro día a día. Sin embargo, no sabes nunca por dónde empezar.

Por este motivo, como nos gusta cuidarte, desde el blog de Hida Alimentación tenemos preparada una receta que te va a gustar y que se basa con la dieta rica mediterránea que tanto nos emociona y que une la pasta y las conservas de vegetales: ravioli con tomate frito y queso de cabra y miel.

Ingredientes para hacer ravioli con tomate

Para hacer esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 bote de tomate frito Hida

  • 3 Huevos

  • 300 gramos de Harina

  • Sal

  • Queso de cabra

  • Miel

  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de los ravioli con tomate

Preparación de la masa

En un bol echamos los 3 huevos y los 300 gramos de harina. Añadimos una pizca de sal para que la masa vaya cogiendo consistencia. Una vez que todo esté mezclado y cuajado, ponemos el molde en una tabla y le pasamos un rodillo hasta conseguir una masa finita. Después, con un molde cortamos en cuadrados o en círculos, según queramos hacer los ravioli.

Por otro lado, empezamos preparando el queso de cabra cortándolo en rodajas pequeñas. Así, una vez tengamos la masa de los ravioli lista colocamos el queso de cabra y un poco de miel dentro de cada uno de ellos y los doblamos con un tenedor.

De esta manera ya tendremos la masa de los ravioli preparada de una forma auténticamente casera, como a nosotros nos gusta.

Preparación de los ravioli con tomate

Preparamos la olla con un poco de agua para cocer los ravioli. Le echamos un chorro pequeño de aceite de oliva virgen extra y cuando el agua comienza a evaporarse los cocemos al vapor entre 5 y 8 minutos, es decir, hasta que estén al dente y retiramos.

En una sartén con aceite de oliva echamos los ravioli ya cocidos y el tomate frito casero que le queramos poner. Recuerda que gracias a Hida Alimentación sólo tienes que abrir el bote y ¡listo! ya que no tendrás que estar horas en la cocina debido a su sabor auténticamente casero.  Una vez listos, retiramos y servimos en la mesa.

De esta manera tan fácil y cómoda tienes tus ravioli con tomate frito y queso de cabra y miel. Y es que no hay unión más perfecta que la que forman las conservas de vegetales y la pasta para seguir una alimentación rica y saludable, justo el objetivo que te has planteado para este nuevo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *