Propiedades de la salsa boloñesa

En más de una ocasión las conservas vegetales nos han conquistado el paladar y el estómago. Lo que desconocemos es que a nuestro cuerpo y a nuestra salud también los enamora debido a todos los beneficios que aportan. Una de esas conservas vegetales es el tomate frito casero, el fiel compañero de cientos de platos de nuestra dieta diaria. ¡Qué ricos!

Si a ese tomate frito además le añadimos carne de cerdo y vacuno y especias, tendremos frente a nosotros una salsa boloñesa. En el post de hoy nos centraremos en esta salsa para pastas para que conozcáis todos sus beneficios y propiedades.

¿Qué es la salsa boloñesa?

La salsa boloñesa es una salsa para pastas casera típica italiana. Según su receta original debe estar compuesta mayoritariamente por tomate frito y carne picada (ternera y cerdo). En menor cantidad, pero no menos importante también contiene zanahoria, cebolla, apio, aceite de oliva, vino tinto, leche y sal y pimienta al gusto.

Aunque existe una receta origina de la salsa boloñesa, se han creado distintas variaciones de ella como por ejemplo sustituyendo la carne por atún, por chorizo o por especias como la albahaca. En Hida Alimentación, además de incluir todas estas variaciones de conservas vegetales, las hemos adaptado a nuestra dieta mediterránea que tanto nos gusta.

¿Cuáles son las principales propiedades de la salsa boloñesa?

El tomate frito es uno de sus principales ingredientes. Este alimento contiene altos niveles de licopeno, un antioxidante que ayuda a prevenir de enfermedades cardiovasculares, envejecimiento del organismo y a padecer algunos tipos de cáncer.

El otro elemento principal de la salsa boloñesa es la carne picada y de ella destacaríamos su alto componente en proteínas, procedente de las grasas animales. De este tipo de grasas se suele decir que no son buenas para la salud, pero una ingesta moderada te puede aportar la energía necesaria para pasar el día.

Tanto la carne de vacuno como la de cerdo contienen vitaminas del grupo B. Algunas de ellas son la B6, capaz para crear anticuerpos mejorando así el sistema inmunológico; naciacina, ayuda a regular la circulación y la presión sanguínea y B12, capaz de prevenir cáncer de colon.

La combinación de las propiedades y beneficios que ambas aportan a nuestro organismo hacen de la salsa boloñesa un complemento indispensable para nuestra dieta.

¿Cómo puedo emplear la salsa boloñesa?

Una salsa que pega con cualquier tipo de pasta, podrás emplearla en miles de recetas a las que además aportarás un delicioso sabor. Pero no creáis que es el único plato con el que acompañar esta delicia. Con ella podéis elaborar berenjenas, calabacines o huevos rellenos, pastel de patata al horno o patatas gratinadas o incluso utilizarla para dippear. Ya veis que es el acompañamiento ideal de una gran variedad de recetas.

Con las salsas para pasta de Hida Alimentación cocinar es muy sencillo, sólo necesitas abrir y verter el contenido en el plato, sin necesidad de manchar ni emplear mucho tiempo. ¡Así de rápido!

Y tú, ahora que ya conoces todas las propiedades de la salsa boloñesa y sus beneficios, ¿cómo sueles emplearla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *