El origen del tomate frito

el-origen-del-tomate-frito

Existe algún producto que guste tanto en España como el tomate frito? Puedes combinarlo con una gran variedad de recetas y platos, todos ellos muy deliciosos. Y es que es uno de los productos estrella y con mayor antigüedad de Hida Alimentación.

Pero ¿sabes cuándo y dónde tiene su inicio el tomate frito? ¿Sabes cómo se elabora de forma tradicional un buen tomate frito casero como el que hacemos en Hida? En el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación vamos a contarte un poco sobre el origen del tomate frito.

¿Dónde y cuándo surgió el tomate frito?

Para elaborar el tomate frito hace falta el producto principal de su receta, el tomate. El tomate llegó a España desde México de la mano de Hernán Cortés, años después al descubrimiento de América. Desde su llegada, el tomate fue tratado como una planta ornamental y al cabo de unos años se empezó a utilizar como un alimento.

La primera salsa se realizó dos siglos más tarde de la llegada del tomate a España, para ser más exacto, a mediados del siglo XVII. España fue el primer país en hacer la producción industrial del tomate frito, pero se tuvo que esperar hasta el siglo XX para conseguir el primer tomate frito casero en el mercado.

Desde entonces se ha seguido siempre la base de la receta tradicional para elaborar este producto y luego comercializarlo en el mercado. Ahora, vamos a explicarte cómo se elabora el tomate frito casero desde sus orígenes.

¿Cómo se elabora el tomate frito?

El tomate frito al estilo casero es elaborado mediante 4 ingredientes principales. El primero es el tomate, esencial para toda salsa de tomate, bien sea zumo, puré o concentrado. Previamente estos tomates se lavan perfectamente, se trituran, se calientan y se lleva a cabo un tamizado. Una vez se tenga hecho el concentrado, se fríe con los otros 3 ingredientes, el aceite de oliva virgen extra, el azúcar y la sal.

El tomate frito casero cuenta con un sabor auténtico a tomate, sin llegar a ningún extremo de acidez o dulzura. Además, conserva el suave aroma de los tomates naturales. La textura es más espesa en comparación con las demás salsas naturales, debido a las características que presenta el tomate.

No olvides ver algunas de nuestra variedad de recetas con tomate frito que tenemos en nuestro blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación.¡Tenemos para todos los gustos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *