Muslos de pollo con tomate frito

Ya comienza a hacer frío y empezamos a pasar más tiempo en casa refugiándonos de las temperaturas de la calle. Las mantas, abrigos y bufandas forman parte ya de nuestra indumentaria. Pero a veces tendemos a descuidar la comida que ingerimos. Y es que para combatir el frío es también muy importante consumir proteínas, fibras y vitaminas; de esta forma estaremos fuertes por dentro y por fuera. Por este motivo, desde el blog de Hida Alimentación, te sugerimos una rica, fácil y nutritiva receta como son unos muslos de pollo con tomate frito. ¿Te apetece?

Para la elaboración de esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 bote de tomate frito Hida
  • 6 muslos de pollo
  • Hierbas aromáticas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Flores de albahaca
  • Una pizca de sal
  • Vino

Antes de empezar a cocinar los muslos de pollo es ideal echar una pizca de sal sobre ellos. De esta forma cogerán ya un poquito de sabor. Los colocamos en una cazuela grande rellenada previamente con aceite de oliva, y mientras les damos la vuelta a los pollos para dorarlos, les vamos echando un poquito de sal (sólo un poco). También es ideal, y te lo recomendamos, un poquito de vino para que adquieran un mayor sabor. Los dejamos cocinar durante 8 minutos aproximadamente a fuego lento, para que queden hechos también en su interior.

Una vez que los muslos de pollos tengan el color dorado que tanto te gustan, llega el momento de abrir nuestro bote de tomate frito casero y con una cuchara ir echándolo sobre la cazuela junto con las hierbas aromáticas y las flores de albahaca. Les damos varias vueltas y tapamos la cazuela para reducir la evaporación. Los dejamos así durante 15-20 minutos para que se cuezan.

Una vez listo ya los podemos servir. Así de fácil tenemos unos muslos de pollo con un tomate frito casero y natural. Además, si lo prefieres, y quieres ganarte todavía más a los comensales, puedes acompañarlos con unas patatas fritas o puedes cortar y asar unos pimientos asados para acompañar tu plato. Tú decides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *