Alimentos para el verano

Sin darnos cuenta este 2017 ha corrido como la espuma y en abrir y cerrar ojos el verano ha llegado para instalarse en nuestras vidas en los próximos 3 meses. Otra vez ya está aquí. Y con su llegada nuestro cuerpo sufre distintas transformaciones provocadas por las altas temperaturas y al sol que llueve como miel. Por este motivo, como lo sabemos y nos encanta cuidarte, en el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación te vamos a ofrecer una serie de alimentos para el verano y que debido a sus cualidades nutricionales se convertirán en tu mejor aliado.

Los líquidos son tus mayores aliados

La hidratación es clave para soportar las altas temperaturas. El agua es el componente corporal mayoritario ya que estamos formados por un 70% de ella. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda el consumo de entre 2 y 3 litros de agua al día, dependiendo de tu peso corporal, sexo, edad y el volumen de actividad física que realices.
Pero esta hidratación no tiene que estar basada única y exclusivamente en el agua, sino que puedes combinarla con ese alimento tan fresquito y auténticamente veraniego como es el gazpacho, que además de estar elaborado por tomate natural, pimiento, pepino o cebolla, es una fuente natural de vitaminas, fibra, minerales y licopeno.

Las conservas de vegetales son para el verano

Sí, las conservas de vegetales también son para el verano, y para cualquier estación que se propongan debido a su rica variedad. Tienes diferentes sabores para combinar en esta época del año como son:
Tomate frito casero: ideal para cualquier tipo de pasta o guisos. Debido al licopeno, a su elevado poder antioxidante, y a su alto contenido en carotenoides, como la luteína y la zeaxantina, lo convierten en tu mayor aliado para proteger a tu cuerpo de los temidos rayos UV del sol.
Cebolla frita. Sí, aparte de ser partidarios de la tortilla con cebolla, sus enormes propiedades nutricionales y curativas le hacen uno de sus alimentos que deben existir en nuestra dieta diaria. Infecciones, enfermedades de la piel o la reducción del colesterol serán sus mayores conquistas… además de nuestro paladar.
Crema de calabacín. Fresquita, relajante y jugosa. Un “win-win” de manual que dirían los anglosajones. Su efecto refrescante unido a su alto contenido en vitaminas o minerales, le hacen ser una de las conservas de vegetales ganadoras del verano.

Frutas y verduras

Otra manera diferente de incluir líquidos, y por lo tanto hidratarnos, es a través del consumo de frutas y verduras. Nuestro cuerpo, al no solicitar tantas calorías como en el resto del año necesita alimentos fríos que lo refresquen, eliminando la sensación mental de calor extremo de nuestra mente.

En cuanto a las frutas…

Aguacate: ácidos grasos esenciales, hierro, fólico, fibra y es antioxidante. ¿Existe un placer mejor para los desayunos de verano?
Cerezas: como amantes del color rojo, no puede faltar una de las frutas más demandadas del verano. Efecto diurético y una gran cantidad de antioxidantes hacen que las cerezas sean un acierto tanto por dentro como por fuera.
Melón y Sandía: imposible dejar de lado cualquiera de las dos. Su bajo nivel de calorías y alto nivel de agua hará saciar tu apetito a la vez que lo refresca.

En cuanto a las verduras…

Calabaza: ¿Halloween? No, en verano también son buenas las calabazas debido a su alto contenido en vitamina A. Y ya si la pruebas como crema de calabaza habrás ganado una de las conservas de vegetales favorita para toda la vida.
Judías verdes: con esta verdura la salud está garantizada. Muchos minerales y pocas calorías es suficiente carta de presentación para que las incorpores en tu dieta diaria.
Lechuga: verde, natural y de temporada. No puede pasar desapercibida una buena ensalada con tomate natural para deleite de adultos y pequeños.
Y esta es la triple alianza de alimentos para el verano que te recomendamos: una buena alimentación consistente en conservas de vegetales, una dieta basada en frutas y verduras de manera equilibrada y una hidratación correcta para estar siempre frescos. ¿La ponemos en marcha?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *