La importancia de los colores en la alimentación

importancia-color-alimentacion

¿Qué importancia tiene el color en los alimentos? Aunque no lo creas, mucha. Los colores influyen en el apetito ya que es la primera sensación que percibimos de los alimentos. Su color condiciona nuestra apreciación sobre el mismo y puede terminar decantando nuestra preferencia por uno u otro. Es decir, los colores inciden en nuestra apreciación del sabor.

Pero ¿producen todos los colores el mismo efecto? Obviando los productos en mal estado, cada color influye de una manera distinta en nuestro subconsciente. Por ello, desde el blog de salsas para pasta de Hida Alimentación, vamos a hablar de la importancia de los colores de los alimentos y en la alimentación. ¡Toma buena nota!

¿Qué da color a los alimentos?

El color de los alimentos viene determinado por su composición y nutrientes. En el caso del color rojo, nuestro favorito, suele indicar un alto contenido en licopeno y flavonoides, o lo que es lo mismo, son productos con propiedades antioxidantes. ¡Así de rojo es nuestro tomate frito!

Si hablamos del color verde, puede deberse a la clorofila, como los guisantes, o también a que contienen zeaxantina. Este color suele asociarse a alimentos muy saludables, ricos en vitaminas y minerales, lo cual es muy cierto. ¿Y en el caso de las naranjas? Sin duda por su alto contenido en betacaroteno, que se convierte en auténtica vitamina A para calabazas o albaricoques.

Pero también existen una serie de alimentos que carecen de pigmentación, como pueden ser la cebolla o el ajo. No te preocupes, eso es debido a que obtienen el color de los compuestos polifenoles, que son unos potentes antioxidantes, de potasio y vitamina C.

¿Y qué significa cada color?

  • Rojo: cuanto más intenso, más energía contiene. Por normal general, los alimentos de este color ayudan a la circulación de la sangre, aumentando la presión arterial y al reumatismo. Y como podemos comprobar en nuestro tomate frito casero, estimula bastante el apetito.
  • Naranja: es un color asociado a productos antifatiga y los cítricos. O lo que es lo mismo: a la vida sana. Suelen estimular el sistema respiratorio y el suministro de oxígeno al cerebro.
  • Amarillo: nos da alegría, ya que nos ayuda a mejorar el tono muscular. Un color que suele asociarse al sol y a la primavera, por lo que su consumo casi siempre tenderá a producirnos leves sonrisas.
  • Verde: el color asociado a la salud por excelencia. Disminuye la tensión sanguínea debido a su riqueza en vitaminas y minerales como el magnesio. El color de la naturaleza siempre es bueno.
  • Marrón: un color muy atractivo y agradable en todo su espectro. Se le considera estimulante, atractivo y agradable, y buena muestra de ello es el café o el cacao, por ello suelen tan bien muy adictivos.
  • Azul turquesa: el color del mar… ¿a qué sólo con pensarlo ya te ha abierto el apetito? Sus productos suelen ser refrescantes y tienden a ayudarnos con la celulitis ¡todo en uno!

Lo importante es formar un arco iris

Más allá de las propiedades y lo que nos evoque cada color lo ideal, como siempre, es combinarlo a través de una dieta nutritiva y saludable, de las que a ti tanto te gustan. Con el espectro rojo, amarillo, marrón y azul se pueden conseguir una gran cantidad de nutrientes y vitaminas beneficiosas para nuestro paladar y organismo.

Así que, ya lo sabes, empieza con el rojo abriendo el bote de tomate frito… ¡y haz que vibre de pasión tu estómago!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *