La importancia de la alimentación en los niños

importancia-alimentacion-ninos

La alimentación en los más pequeños es absolutamente clave en su desarrollo. Es necesario enseñarles desde niños los placeres gustativos de la vida saludable y evitar que sucumban a los excesos que producen los dulces de chocolate o el salado de las patatas de bolsa, si bien no se trata de prohibir su consumo, sí que debe hacer con moderación. Y para ello, no hay nada mejor que seguir nuestra tan famosa dieta mediterránea.

Como sabes, esta dieta saludable y variada en proteínas, hierro y fibra, garantiza un excelente desarrollo para el estado físico y mental de los más pequeños. Tal es su fama que es considerada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Además de ser variada en cuanto a propiedades, también lo es en cuanto a alimentos, tanto frescos como saludables.

Así, como nos encanta cuidarte, desde el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación te explicamos algunos consejos para adaptar los principios de la dieta mediterránea para los más pequeños de la casa.

Alimentos claves de la dieta mediterránea para los niños

-Aceite de oliva. Absolutamente imprescindible. Es por excelencia el ingrediente más conocido y usado en la gran mayoría de recetas. Aporta un aroma y un sabor muy agradable y característico a los platos, tanto en crudo como cocinado. Además, disminuye el colesterol malo y mejora la absorción del calcio. ¿La cantidad diaria recomendada? Con 2 o 3 cucharadas soperas hay más que suficiente.

-Alimentos de origen vegetal. En este punto tenemos las hortalizas, frutas y verduras. Como sabes, algunos niños suelen ser reticentes a estos manjares, por lo que para hacer más atractivo su ingesta debemos ser los padres los que cundan con el ejemplo: si nos ven comerlas, ellos también lo harán. Para la salsa de tomate puedes utilizar nuestro tomate frito para niños, que no contienen trozos ni grumos, por lo que resulta ideal para los más pequeños.

-El consumo diario de cereales como el pan, arroz o pasta son indispensables para esta dieta. Hay que cuidar el consumo abusivo de algunos cereales como la pasta ya que suelen ser platos que exceden su consumo semanal en la media de los más jóvenes.

-Son muy importantes, además, los productos lácteos, que en etapas de crecimiento nos aporta el calcio necesario para la fortaleza de los huesos. Entre ellos destacamos la leche o los huevos, y sobre todo más atractivo para los niños, el queso o el yogur.

Por último, se recomienda evitar la carne roja, con altos contenidos en grasa animal y colesterol y sustituirla por la carne blanca. En cuanto al pescado, es más saludable el pescado azul como el atún o el salmón, ricos en omega 3.

Cómo distribuir los alimentos en las comidas diarias

Una vez que sabes qué alimentos no deben faltar llega el momento de distribuirlos en tu dieta. Para ello, te mostramos un pequeño ejemplo ¡toma buena nota!

El desayuno

Es la comida más importante del día ya que aporta en los niños el 20-25% de sus necesidades energéticas antes de ir al colegio. Te proponemos como desayuno una tostada de tomate natural acompañada de un zumo natural de naranja exprimido.

Almuerzo de media mañana

Para este momento del día, es adecuado ingerir alguna pieza de fruta, lácteo o algún bocadillo ligero para el momento del recreo. ¡Elige la que más les guste!

Comida

Para esta ingesta principal del día, podemos preparar como entrante una ensalada con alimentos vegetales como lechuga, tomate natural, pepino, aceitunas o cualquier otro vegetal que nos guste.

Como plato, podemos consumir alguna carne blanca como pechuga de pollo o filetes de pavo, acompañadas de algún farináceo como la pasta o el arroz. Una salsa ideal para acompañar este plato es nuestro tomate frito para niños pequeños, que conserva todo el sabor y frescor del tomate frito estilo casero y totalmente saludable.

Merienda

Para merendar, debemos evitar abusar de los chocolates y resto de productos procesados industriales o excedidos en grasa animal como algunos embutidos.

Si no hemos consumido lácteos, el yogur puede ser un excelente alimento para la merienda.

Cena

Esta última comida, recomendada hacerla una o dos horas antes de dormir para facilitar la digestión al organismo, podemos completarla con un plato de pescado azul y de guarnición unas verduras. Para acabar, como postre, podemos tomar una fruta para completar esas 5 piezas recomendables de frutas y hortalizas al día.

Es importante que los niños se acostumbren a seguir una dieta mediterránea desde pequeños para llevar una vida saludable, ya que en España un 43% de los niños entre 6 y 9 años sufren de obesidad y sobrepeso según los datos de Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad.

De esta forma, ayudaremos a prevenir enfermedades cardiovasculares como la diabetes o la hipertensión y contribuiremos a un desarrollo saludable para el crecimiento correcto de los más pequeños, que a largo plazo agradeceremos considerablemente. Y tú, ¿qué alimentación les estás dando a tus hijos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *