El origen de la salsa boloñesa

La salsa boloñesa probablemente sea una de nuestras salsas para pasta favoritas. Junto a la napolitana, a la salsa boloñesa con chorizo o atún, y a la salsa con tomate y albahaca, conforman nuestra gama de productos sobre salsas imprescindibles. Manjares de la vida moderna.

Pero ¿de dónde surge la salsa boloñesa? ¿Qué la hace única, especial e irresistible?  Todos conocemos su aplicación y sus múltiples posibilidades que nos ofrece a los amantes de la cocina mediterránea, pero pocos conocen su origen. Por este motivo, en el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación te proponemos un paseo por la historia: el origen de la salsa boloñesa.

¿Dónde surgió la salsa boloñesa?

Para conocer el origen de la salsa boloñesa debemos retroceder unos cuantos siglos en el tiempo, no en vano, se remonta a la antigüedad. Las primeras noticias registradas hablan del Imperio Romano cuando su receta terminó de exportarse en la conquista romana de las Galias.

No obstante, su originaria receta no fue como una salsa para pasta sino que se servía como segundo plato con carne. Con el paso de los años los franceses comenzaron a utilizarla de relleno con el pan.

¿Cuándo llega a Bolonia la salsa boloñesa?

Sí, es la pregunta que seguro que te estaba rondando por la cabeza en estos momentos. ¿Pero su nombre no proviene de la ciudad italiana de Bolonia? Sí, pero no fue hasta la Edad Media cuando esta rica salsa llegó al norte de Italia.

Su implantación tiene lugar con los primeros intercambios de estudiantes y profesores universitarios franceses a Bolonia, los considerados como primeros Erasmus. La denominación empleada entonces era Ragú.

Con el paso del tiempo, la salsa boloñesa fue extendiéndose como el boca a boca y pasó de las familias más señoriales a los barrios más humildes, añadiéndole su propio toque a la receta para convertirse en la salsa que conocemos actualmente. La gran innovación fue utilizar la carne del ganado bovino viejo, favoreciendo la cocción de la salsa.

Y así ha llegado a nuestros días con pequeñas modificaciones por el camino, como al principio donde la carne se cocía en leche. En 1982 se depositó la receta oficial en la Cámara de Comercio de Bolonia por parte de la Academia italiana de la Cocina con el objetivo de preservar, por los siglos de los siglos, la receta.

¿Y cómo se hace la salsa boloñesa Hida?

Nuestra salsa boloñesa se realiza respetando los cánones tradicionales establecidos fusionada con nuestra cultura culinaria y auténticamente casera. Utilizamos tomate, carnes de cerdo y vacuno (14%), cebolla, vino tinto, azúcar, zanahoria, almidón de maíz, aceite de oliva virgen extra, especias y ácido cítrico como acidulante.

Una salsa ideal para preparar cualquier tipo de plato de pasta italiana (macarrones, tortellini, espirales…) como otros más ingeniosos y creativos que puedes ver en nuestro canal de Youtube. Y tú, una vez que conoces su origen, ¿para qué recetas empleas la salsa boloñesa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *