Tapas con tomate caramelizado

Ya estamos por aquí otra semana, esta vez en el blog de conservas vegetales de Hida Alimentación te vamos a explicar unas tapas utilizando uno de nuestros productos estrella, el tomate caramelizado. Se trata de un producto que puedes combinar de muchas maneras consiguiendo sabores muy diferentes. Nos colocamos el delantal y ¡nos vamos a la cocina!

Tapa de tomate caramelizado con queso de cabra y almendra tostada

Ingredientes:

  • 1 Bote de tomate caramelizado de Hida Alimentación
  • Almendras – Un puñadito
  • Pan – 1 Baguette
  • Queso de cabra – 1 Rulo
  • Aceite de oliva – 1 cucharada pequeña.

Preparación:

En este caso la preparación es sencillísima, cogemos las almendras y las colocamos en la sartén con un chorrito de aceite virgen extra. Poco tiempo para que no se tosten en exceso.

Mientras, cortamos la baguette en tantos trozos como podamos, que deben ser de unos 3cm. Luego estos trozos los meteremos al horno para que tosten.

Una vez que tengamos lo anterior debemos dar un toque en la sartén al tomate caramelizado pero sin que llegue a hervir.

Por otro lado en una sartén debemos marcar el Rulo de carba, lo cortamos en rodajas de 1cm y lo colocamos en la sartén, muy poco tiempo ya que si no empezará a derretirse y perder la forma.

Con todos estos pasos hechos solo nos queda montar la tapa, coge las rebanadas de pan, úntalas con el tomate frito, encima del mismo coloca las rodajas de rulo de cabra y por último espizca por encima los trocitos de la almendra tostada.

 

Tosta de tomate caramelizado con crujiente de jamón

Ingredientes:

  • 1 Bote de tomate caramelizado de Hida Alimentación
  • Queso Mozzarella – 1 Bola
  • Pan – 1 Baguette
  • Jamón – 3 Lonchas finas
  • Aceite para freír

Pasamos a la elaboración:

En primer lugar debemos poner en una bandeja de horno a 100º el jamón. Lo que queremos conseguir es conseguir un crujiente, por lo que al intentar doblarlo debe romper.

Mientras en la freidora con el aceite muy caliente debemos freír las rodajas de pan que habremos cortado a la baguette, al sacarlas las escurrimos en papel de cocina, ya que no queremos que se empapen mucho.

El montaje del plato es muy sencillo, en el pan de la base debemos colocar el queso habiéndolo cortado previamente en rodajas, encima el tomate caramelizado y en la parte superior el resultado del jamón crujiente. A algunos les gusta tomarse la tapa ya, pero a nosotros personalmente nos gusta meterlo unos minutitos al horno con un chorro de aceite de oliva para que el queso se empiece a derretir, consiguiendo con el crujiente de jamón y el pan tostado una textura espectacular.

Dos tapas con tomate caramelizado y con ese toque auténticamente casero que tanto nos gusta. ¿Te atreves a prepararlas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *