Diferencias entre ser vegano y vegetariano

diferencias-entre-vegetariano-veganismo

Cada día más personas optan por un estilo saludable, rico en nutrientes y, sobre todo, responsable y respetuoso con el medio ambiente y los animales. Como te puedes imaginar, hablamos de corrientes alimenticias como el vegetarianismo y el veganismo.

Pero ¿cuál es la diferencia entre ser vegetariano y ser vegano? A continuación, desde el blog de conservas vegetales de Hida Alimentación te explicamos en qué consisten ambas dietas, así como sus diferencias más notorias. ¡Toma buena nota!

Principales diferencias y semejanzas entre un vegetariano y un vegano

Empecemos primero por aquello que les une: no es un estilo de dieta, sino que es un estilo de vida y de filosofía de respeto animal, ya que ambos no consumen productos como carne y pescado, apostando más por productos naturales y de la tierra como son las frutas y las verduras.

Dentro de esta forma de vida podemos establecer las siguientes clasificaciones en función de los alimentos que ingieren:

  • Lacto-vegetarianos: consumen lácteos en su día a día.
  • Ovo-vegetarianos: Son todos aquellos que desechan la carne, el pescado y los productos lácteos pero que continúan consumiendo huevos.
  • Ovolactovegetarianos: pueden comer huevos y lácteos.
  • Apivegetarianos: consumen miel, pero de producción local y sostenible.
  • Vegetarianos: no incorporan a su dieta diaria ni lácteos ni huevos, únicamente vegetales.

Por último, nos quedarían los veganos, que rechazan el consumo de cualquier producto de origen animal, es decir, que rechazan también la leche, los huevos, la miel, etc. Además, también se pueden clasificación en diferentes en tipos en función de su consumo como son:

  • Crudiveganos: ingieren alimentos crudos, sin cocinarlos, en su estado natural, buscando conservar la mayor cantidad de nutrientes.
  • Frugivoristas: este tipo de alimentación se centra únicamente en las frutas, aunque algunos también consumen frutos secos y semillas.

Veganismo: más allá de la dieta

A pesar de que cada vez más el estilo de vida vegetariano también realiza algunas de estas prácticas, lo cierto es que son más comunes en los veganos. Y es que, no se trata sólo de alimentación, sino que también buscan evitar cualquier producto de procedencia animal como la seda, la lana o el cuero. Además, también se muestran contrarios a utilizar productos cosméticos o productos de cuidado personal que contengan carmín o miel o que estén testados en animales.

Consejos y beneficios

Pero, más allá de ser dos estilos de vida y una manera de alimentarnos, existen una serie de pautas nutricionales que hay que tener en cuenta. Cuando se toma la decisión de ser vegetariano o vegano, hay que prestar atención a nutrientes que lleven vitamina B12, vitamina C y proteínas, las cuáles se ingieren mayoritariamente por origen animal. Para ello, puedes probar los siguientes sustitutivos:

  • Calcio: importante su consumo ya que es vital para nuestra salud ósea, por este motivo la soja será tu mayor aliado.
  • Proteínas: las encargadas de mantener nuestros órganos y músculos bien fuertes. Productos vegetales como la soja, el tofu o el seitán, como nuestra salsa boloñesa vegana son imprescindibles para conseguir un buen aporte de proteínas.
  • Vitamina B12: esta vitamina se encarga de producir glóbulos rojos y se encuentra, de forma mayoritaria en carnes y pescados. Un suplemento de esta vitamina es más que suficiente.

¿Y qué recetas puedes consumir? Canelones con salsa boloñesa vegana, lasaña vegetariana de espinacas, gazpacho de remolacha, salmorejo cordobés,  ensalada de cous cous…¡e infinidad de posibilidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *