Del campo a la mesa, Tomate Frito Hida

En Hida estamos especialmente felices en esta época del año, es cuando empezamos a ver cómo van madurando nuestros tomates, los mismos que dentro de muy poco podrás utilizar en tus recetas favoritas. ¿Has visto qué imagen tan bonita? Tomateras y más tomateras convierten nuestra huerta en un mar verde que poco a poco se va tiñendo con el color rojo de nuestro Tomate Frito Hida.

¿Alguna vez te has preguntado cómo llega a tu despensa el Tomate Frito Hida? ¿Qué recorrido hace para conversar tan bien todo el sabor que solo el producto natural y fresco tiene?

Te contamos parte del secreto: solo elaboramos el tomate frito con producto fresco, es decir, que por estas fechas de junio (depende del año claro y de cómo haya venido la primavera, que puede hacer que o tengamos que adelantarnos o retrasar un poco los trabajos) nos ponemos en modo “alerta” para observar al detalle la evolución del tomate.

¿Por qué?

Porque esperamos a ese momento perfecto en el que la maduración alcanza su punto óptimo para recogerlo.

¿Qué conseguimos siguiendo este método?

Que el tomate conserve todas sus propiedades organolépticas y así poder elaborar nuestro Tomate Hida sin tener que añadir aditivos, porque conocemos tanto el tomate que sabemos que así mantendremos el auténtico sabor casero, ese sabor que complementa sus deliciosas recetas diarias.

Tomate Frito Hida, el auténtico sabor casero, de la huerta a tu mesa sin aditivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *