Crema de calabací­n para la cuesta de enero

Nochebuena, Nochevieja y reyes. Cena de Navidad de la empresa; cena con los amigos de toda la vida; cenas escolares. Comidas, reuniones, aperitivos y cotillones. Probablemente, hagamos resumido tus últimos días. Y es que la Navidad, a pesar de ser una de las épocas más especiales del año, también suele traer consigo unas cuantas sorpresas en forma de michelines no deseados. ¡Si esto hace poco no estaba aquí! Podría exclamar cualquiera sin falta de razón.  No pasa nada, es normal en estas fechas y los remedios son bien sencillos. Desde el blog de Hida Alimentación te proponemos unos bien sabrosos y nutritivos a través de nuestra crema de calabacín. ¿Suena bien, verdad?

El calabacín es una de las hortalizas más demandadas y recomendadas por los dietistas a aquellas personas que quieren llevar a cabo una dieta sana y equilibrada, debido a que contiene vitaminas como la C o la B3 y minerales como fósforo o el potasio. Además, el contenido de la crema de calabacín es fundamentalmente agua siendo el principal motivo para la pérdida de peso.

Así, dentro de las posibilidades de la crema de calabacín puedes tomarla bien calentita para cenar, sustituyendo esa cerveza o ese café de más. Un alimento ideal para las frías noches de invierno que se avecinan mientras te pones por los pies una mantita. También puedes probar a hacer postres tan sabrosos y golosos como unos buñuelos o unos pastelitos, otorgándoles un sabor más casero y cremoso.

¿Lo notas, verdad? Como ese Michelin molesto comienza a decir levemente adiós y los pantalones vuelven a abrocharse con total normalidad. Pero recuerda, lo mejor es ir poco a poco, con cinco comidas al día y con un poco de ejercicio físico diario. Así de fácil puedes hacer que tu cuesta de enero sea una dulce bajada con la crema de calabacín de Hida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *