Consejos para volver a hacer ejercicio

consejos-vuelta-actividad-fisica

Llegan tiempos para volver a ejercitar, por fin, nuestro cuerpo. La realidad es que ya empiezan a asomar ciertos michelines delatores que no puedes ocultar. Ha llegado el momento de retomar tu rutina, de volver a hacer ejercicio con la misma intensidad con que lo dejaste.

Pero la vuelta a la actividad física debe realizarse de forma moderada y controlada, ya no sólo por la inactividad sino también para evitar el riesgo de lesiones. Por ese motivo, como nos encanta cuidarte, desde el blog de salsas para pasta de Hida Alimentación te ofrecemos estos consejos para volver a hacer ejercicio. ¿Te apuntas?

El primer paso es el más difícil

Volver a hacer ejercicio después de un parón supone un auténtico reto. Cuanto más tiempo pasa más nos cuesta volver a la rutina, y las excusas comienzan a volar como los satélites espaciales surcando la galaxia esperando que los planetas se vuelvan a alinear. Lo más difícil es el primer paso. El dónde y el cuándo, el aquí y el ahora.

Por ese motivo, lo primero que debes hacer es buscar una motivación que te ayude a dar ese primer paso. Todos tenemos una razón específica para ello, por lo que tendrás que buscarte la tuya propia, ya que no valen la de tus amigos o familiares. Piensa que una vez que te habitúes ¡no querrás volver hacia atrás!

Tips para la vuelta al ejercicio

Una vez que hayas encontrado ese reto o motivación debes seguir las siguientes pautas para no empezar a lo loco y volver a la casilla de salida. ¿La clave? Los primeros días.

Elige tu actividad física

Comienza por algo que te guste, que ya lo hayas probado. Si no sabes nadar o nunca has practicado el estilo mariposa, mejor no intentes zambullirte en una piscina e imitar a Michael Phelps. Pero la elección no debe ser tampoco una moda, sino que debe tener un poso de realidad. Así, si buscas mejorar el tono muscular lo ideal es concentrarte en ejercicios anaeróbicos, y si por el contrario tu objetivo es el control de la respiración, por deportes aeróbicos.

Sé realista y comienza poco a poco

Si llevas un tiempo considerable sin darle 10 vueltas al parque no pretendas volver a correrlas de golpe. Ten paciencia y no te sobre exijas demasiado ya que tu cuerpo no está todavía acostumbrado. Tampoco consideres que en un par de días vas a volver a recuperar el tono físico que tenías, si bien es cierto que con constancia y esfuerzo empezarás a disfrutar de las ventajas que te aporta el ejercicio, no fuerces la máquina. Escucha a tu cuerpo en todo momento.

Haz espacio en tu agenda

Busca y rebusca un hueco en tu agenda, seguro que encuentras uno. No pongas excusa de que no dispones de tiempo ya que si te organizas con criterio puedes practicar ejercicio alrededor de tres veces a la semana, tampoco necesitas más.  Emplea la regla de 1 hora al día, una hora para ti. No falla.

Ponte metas que vayas a cumplir y recompénsate

Ambas son imprescindibles para conseguir tus objetivos. Plantéate una serie de hitos realistas a cumplir y haz una revisión periódica de los mismos. Si tu objetivo es correr 5 kilómetros seguidos, no empieces con 30 minutos de golpe, hazlo con 10 minutos, descansa otros diez y vuelve a correr otra vez. Conforme vayas quemando etapas le puedes ir añadiendo más intensidad a tu esfuerzo hasta conseguir tu objetivo.

Tan importante es ir cumpliendo con las etapas planteadas como también concederte pequeñas recompensas o caprichos. Con esto conseguirás una ayuda extra para motivarte en tu día a día.

Alimentación y descanso

Dos componentes básicos para funcionar a la perfección. Una alimentación variada y rica en nutrientes como la dieta mediterránea te proporcionará las energías suficientes para encarar los días de ejercicio. Fruta, verdura, carne, pescado o salsas para pastas serán tus mayores aliados. A esto debes añadirle un buen descanso, regulando las horas de sueño y dándote un respiro después de un duro día de ejercicio. Con estos dos ingredientes estaremos preparando nuestro cuerpo para un buen entrenamiento.

Y estos son los consejos para volver a hacer ejercicio que te proponemos. Así que sólo te queda responder a una sola pregunta: ¿cuándo empiezas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *