Consejos para una alimentación saludable en vacaciones

Las vacaciones son intervalos de tiempo en los que nuestra vida suele dar un giro tremendo. Una de las cosas más importantes afectada por este cambio de ritmo es la alimentación.

Y es que, en nuestro tiempo libre, ¡nos encanta vivir el momento!

  • En las vacaciones de invierno nos toca ir a grandes comidas y cenas con amigos o familiares.
  • ¿En las de primavera? Las fiestas regionales, el buen tiempo y la floración de la vegetación nos invita a estar todo el día en la calle.
  • Pero en verano empieza la temporada de terraceo y helados que es una tentación que se torna realidad con demasiada facilidad.

Como lo sabemos y nos encanta cuidarte, desde el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación hemos preparado una serie de consejos para mantener nuestra alimentación saludable durante el periodo vacacional, ya sea para invierno o para verano. ¡Toma buena nota de ellos

Respeta las 5 comidas al día espaciadas

Debemos de mantener horarios y número de comidas que realizaríamos normalmente si no estuviésemos de vacaciones puesto que nuestro cuerpo tarda un tiempo en acostumbrarse a nuevos hábitos y se puede resentir.

En aquellas comidas donde se requiera un menor aporte calórico (almuerzo/ merienda) se puede recurrir al uso de tentempiés como empanadillas caseras. Son tremendamente fáciles de hacer si utilizas relleno para empanadillas Hida.

Las podemos acompañar con piezas de frutas o zumos y así lograremos tener a raya al apetito hasta la siguiente comida ¡Nada de picar entre horas.

Come fruta

La fruta es nuestra mejor amiga porque nos da el extra que necesitamos en cada momento: en verano hidrata y en invierno aporta vitaminas que fortalecen nuestro sistema inmunológico.

Hay donde elegir: naranja, kiwi, plátano, mango… para gustos, ¡la fruta!

Variedad, calidad, ¿cantidad?

Es preferible que, si nos alojamos en un hotel con servicio de buffet o comemos fuera de nuestro domicilio, optemos por diferentes platos pequeños en vez de un solo plato con mucha cantidad.

Debemos darle especial importancia a que el sitio escogido para comer utilice alimentos frescos y sea salubre ¡no queremos una gastroenteritis!

Ahora bien, si vamos a cocinar nosotros, es mejor utilizar productos de confianza que ya sabemos las propiedades y beneficios que nos aportan.

¡Muévete! 

Hay que mantenerse activo incluso en vacaciones. Unos largos en la piscina, un paseo por la ciudad, jugar con la pelota en el parque, estiramientos de yoga a orillas de la playa…¡todo suma!

Eso sí, ponte protección solar, gorra y evita la exposición directa del sol en las horas de más calor en verano. Hay que tener en cuenta también que no debemos obsesionarnos con lo que ingerimos y su aporte calórico, pero que debemos educarnos y establecer pautas saludables.

Y estos son nuestros cuatro consejos para una alimentación saludable en verano que te proponemos: cinco comidas al día con tentempiés utilizando relleno para empanadillas, comer fruta, variedad y hacer ejercicio.

Si ya tienes unos hábitos alimenticios saludables es más fácil que los mantengas durante tus vacaciones aunque sea de manera inconsciente y si no…¡ve a un dietista profesional!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *