Consejos para la alimentación de los pequeños en verano

consejos-alimentacion-pequenos-verano

El verano tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Algunas buenas como los bañitos en la piscina o en la playa, más horas de luz para aprovechar el día, los riquísimos helados o las noches de paseo con amigos. Sin embargo, tiene también sus cosas malas, demasiado calor en horas puntuales, los mosquitos o la alimentación que se nos va de las manos.

Esto último puede pasarle a los más pequeños al contrario, a nosotros nos da hambre todo el rato y nos apetece siempre ese aperitivo o picoteo que no debe hacerse rutinario, pero ellos pueden pasarse horas y horas jugando sin comer nada.

Por eso, desde el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación vamos a darte algunos consejos para que esto no les ocurra a los más pequeños en verano. Recuerda que tanto jugar les hace gastar energía y necesitan recuperarla mediante su alimentación. Siempre teniendo presente nuestro alimento dedicado para ellos, el tomate frito para niños de Hida. ¡Vamos a ello!

Desayuno fuerte para una mañana intensa

Las mañanas de verano para ellos se basan en piscina, playa, amigos o hacer deporte, teniendo en cuenta que el desayuno es la comida más importante del día, no podía ser menos con una mañana tan ajetreada. Es ideal para comenzar el día y afrontarlo con energía un desayuno compuesto por lácteos, cereales y fruta de temporada (aprovecha la gran variedad de frutas de verano que hay).

El almuerzo saludable es indispensable

Las altas temperaturas del verano y el estar todo el rato moviéndose hacen que pierdan una mayor cantidad de nutrientes y energía en esta época. Por este motivo, en verano es todavía más importante el almuerzo.

Un yogurt, un sándwich, una pieza de fruta o incluso un batido natural son los alimentos perfectos para este momento entre el desayuno y la comida. Intentar evitar cualquier tipo de bollería industrial o similares para que la alimentación sea totalmente saludable. Aunque un capricho al año (o a la semana) no hace daño.

Tomate frito para niños para una comida divertida

Siempre es recomendable que la alimentación sea variada, por eso recomendamos que en la hora de la comida haya un primer plato y un segundo plato. Aunque hay veces que un plato único, como una buena paella, nunca viene mal y más en verano.

Lo más recomendable es un primer plato de legumbres, verduras, arroz o pasta, también recomendamos que estos dos últimos platos estén acompañados por nuestro tomate frito para niños, seguro que les encantará. Para el segundo plato lo mejor es ir alternando entre carne o pescado, siendo este segundo una de las mejores opciones para el verano. Importante también no olvidar el postre después de comer, ya sea una pieza de fruta o un yogurt.

Evitar la merienda-cena

¿Hay algo más clásico en verano que la merienda-cena? Ese momento en el que quieres aprovechar al máximo la tarde de playa, vuelves a casa tarde, te das cuenta de que es casi la hora de cenar y tienes mucha hambre, ¡en ese momento entra la merienda-cena!

¿Es aconsejable? Para nada, eso quiere decir que no ha habido la merienda suficiente o que directamente no ha habido ninguna clase de alimento en toda la tarde. Recuerda que es imprescindible que se hagan las 5 comidas al día y más aún para los más pequeños en esta época del año.

Nuestro consejo es hacer una merienda similar a la del almuerzo. De este modo evitarás que la cena sea muy abultada, cosa que ocurre con la merienda-cena, y será más saludable y beneficioso para los más peques de la casa.

En verano también es muy normal el trasnochar y acostarse tarde, por esta razón también es importante que haya una merienda y que la cena sea un poco más tarde que en las demás épocas del año. Con esto evitaremos que tengan hambre a la hora de acostarse y te pidan unos macarrones con tomate frito para niños de Hida, que están riquísimos, pero no es el mejor momento del día para ellos.

Sigue los consejos que te damos desde el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación y verás como la alimentación de los más pequeños de la casa mejorará y se verá beneficiada en su actividad diaria. ¡Feliz verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *