Consejos para dormir bien

consejos-dormir-bien

Has pasado un día duro, que si el trabajo, los niños, las compras, preparar ricos y variados platos de comida…, y ha llegado el momento de acostarse, de dormir. Pero no hay manera. Una ovejita. Otra. Y otra más. Hasta el infinito y más allá, pero tú sigues sin dormir o cuando lo haces te despiertas antes de la hora. Y es que, aunque no lo creas, dormir a pierna suelta durante toda la noche puede convertirse en una tarea titánica para algunos, en un sueño inalcanzable.

Pero todo tiene solución, y en el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación queremos ayudarte con una serie de pautas o consejos para dormir bien y descansar como te mereces. Toma buena nota de ellos.

La importancia de dormir bien

Dormir bien es tan importante como mantener una rica y variada alimentación saludable. Incrementa la creatividad, protege tu corazón o te ayuda a perder peso entre otros. Dependiendo de tu edad deberás dormir un tiempo u otro para conseguir esos beneficios para tu organismo, pero, por normal general, un sueño reparador entre 7 y 9 horas es lo necesario para las personas entre 26 y 64 años, y de 7 a 8 para nuestros mayores.

Pautas para dormir bien

Para conseguir una higiene del sueño correcta debes seguir a pies y juntillas las siguientes pautas. Son muy sencillas y metódicas y, una vez que te pongas en marcha, enseguida conseguirás implantar este hábito y tu cuerpo y mente lo notará.

Evita la tecnología

Hoy en día nos tiramos todo el día con el móvil, el ordenador y la televisión. ¡Fatal! Las pantallas brillantes tienden a confundir a nuestro cerebro al enviarle señales contrarias a la fatiga ya que no paras de estimularlo. Por ello, no te vayas a dormir con el móvil en la mano sino con una buena lectura. Disfrutarás y Morfeo hará el resto.

La cama para dormir

Intenta en la medida de lo posible no tirarte en la cama para descansar y pasar el rato. Debes acostumbrar a tu cuerpo y tu mente a que la cama es el lugar para dormir y no para pasar el rato leyendo o viendo la televisión. De esa manera, tendrás mucho terreno ganado a la hora de irte a la cama.

Tu habitación debe ser un lugar de descanso

Para conseguir sueños reparadores, tu habitación debe convertirse en un templo del sueño. Tranquilidad, un absoluto silencio, oscuridad total y una temperatura entre 18 y 20º C  son algunas de las claves para conseguir ese deseado altar.

Escoge siempre el mismo horario

Rutina, rutina y rutina. Intenta irte a dormir todos los días alrededor de la misma hora. Para dormir bien debemos organizar nuestro sueño y entrenar nuestro cuerpo. Pero, cuidado, eso no significa tener el hábito de ser un noctívago, sino que debes procurar acostarte para cumplir con esas 7-9 horas que debes cumplir.

Ni alcohol, ni café ni cenas abundantes

Las cenas copiosas no son sinónimos de noches tranquilas. Cenas ligeras, suaves, sanas y equilibradas, con un poco de conservas de vegetales para hacerlas más digeribles. ¿Y el alcohol? Totalmente prohibido, lo que no significa que no puedas beber una copa de vino, pero debe ser como mínimo dos horas antes de acostarte. Tampoco conviene abusar del café debido a su poder estimulante.

Elimina cualquier pensamiento negativo

Imagina siempre un lugar feliz. Olvida los problemas del día o los del mañana, ahora toca descansar, cerrar los ojos y soñar. Imagina el rumor de las olas, la suave brisa del mar en la arena o el silbido de los pájaros en la naturaleza. Lo que sea pero que consiga relajarte y mantener a tu mente en actitud positiva. Ya tendrás tiempo mañana para solucionar cualquier problema, ahora no toca.

No estés en la cama obligado

Por último, si llevas unos veinte minutos y, por cualquier motivo, no consigues conciliar el sueño no te fuerces a ello ya que puede desesperarte. Para ello, es preferible que te levantes y te des un pequeño paseo por el pasillo o te pongas a leer un poco en la silla. Haz aquello que te relaje para que se te olviden los problemas y, cuando estés listo, vuelve a la cama. Seguro que ahora consigues soñar como los ángeles.

Estos son nuestros consejos para dormir bien que te aconsejamos. Y tú, ¿qué pauta o truco utilizas y te funciona? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *