Consejos de alimentación para Semana Santa

alimentacion-semana-santa

La llegada de las fiestas puede traer consigo lamentaciones y frustraciones para el tan anhelado intento de cuidar nuestra alimentación. Sin embargo, debemos cambiar la costumbre de relacionar las festividades con los malos hábitos.

En Semana Santa también es posible mantener una dieta saludable y, como nos gusta cuidarte, en este post te damos algunos consejos sobre alimentación para estas fechas. ¡Toma buena nota!

Respeta los horarios de las comidas

Es habitual que, al no tener que trabajar, nos saltemos o modifiquemos algunas comidas. No obstante, es importante continuar la rutina y respetar las cinco comidas diarias. Al obviar una de ellas, como es el caso del desayuno por levantarnos demasiado tarde, provocamos que nos dé más hambre a medio día y se produzca una mayor ingesta de calorías, o incluso, que piquemos cualquier cosa poco saludable entre horas.

Por lo tanto, respeta el horario de las comidas… ¡pero hazlo bien!

Aprovecha los productos de temporada

Uno de los beneficios de la gastronomía de la Semana Santa es que contamos con multitud de alimentos saludables ideales para elaborar nuestro menú. Aprovecha los productos de temporada que encontramos estas fechas, es el caso de pescados como el bacalao, la merluza o el salmón; verduras como las alcachofas o los espárragos; y frutas como las fresas y el kiwi.

Te sugerimos nuestras alcachofas con foie y tomate caramelizado Hida o salmón con cuscús y pisto. ¡Te encantarán!

Recetas con pescado

En esta época son habituales las recetas de abstinencia en los que abundan pescados como el bacalao. Su gran ventaja frente al consumo de carnes es que es un buen digestivo, ya que contiene un elevado porcentaje de agua que ayuda a sentirnos más ligeros y a cuidarnos a la vez que disfrutamos de un gran sabor.

Te recomendamos un potaje de vigilia o un bacalao con tomate frito Hida para preparar en Semana Santa. ¡Rico, rico!

Cuida lo que bebes

Son fechas de pasar tiempo fuera de casa y perder un poco la noción del tiempo. Pero cuidado, ¡no olvides hidratarte! Es importante beber entre seis y ocho vasos diarios de agua para sentirnos sanos. Sí, en Semana Santa también. Por otra parte, evita abusar de bebidas azucaradas y gaseosas que no saciarán tu sed y potencian el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Es frecuente que nos apetezca innovar cuando comemos fuera de casa, pero ¿qué podemos beber? Aunque beber agua es la mejor opción, puedes probar con zumos de fruta, de tomate o infusiones frías… ¡que son también beneficiosas para la salud!

Prepara los dulces típicos tú mismo

Una de las fiestas en las que más dulces típicos encontramos es la Semana Santa. Torrijas, monas de Pascua, buñuelos, pestiños, leche frita… privarte de ingerir algunos alimentos solo provocará que te apetezca más comerlos.

Te animamos a que los prepares tú mismo en casa, prestando especial atención a los ingredientes y procurando ajustar su contenido en grasa lo máximo posible. Puedes hacerlo utilizando leche desnatada, menos cantidad de mantequilla, cambiar el azúcar por edulcorante o miel y empleando harinas integrales.

Ahora ya lo sabes, puedes seguir disfrutando de la comida mientras te cuidas. ¡No tengas miedo a estas fechas! Pero sobre todo… ¡evita atracones y come con conciencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.