Cómo enseñar a los niños a comer solos

comer-ninos-solos

Empezar a comer solo es un gran paso en la vida de un niño, como los primeros andares o la caída del primer diente, ya que eso significa que el pequeño comienza a ganar un poco de independencia y aprende nuevas habilidades. O en otras palabras: se hace mayor. Pero, ¿qué pasos debemos dar para que eso ocurra? En el blog de conservas vegetales de Hida Alimentación os damos algunos consejos para enseñar a los niños a que coman solos.

Empecemos por el principio

Lo primero es ser conscientes de que cada niño es un ser distinto y no debemos compararlos a los demás, sobre todo si no lleva el mismo ritmo de aprendizaje que otros niños de su misma edad. A la hora de enseñarlos a comer sin nuestra ayuda debemos ser conscientes de que se va a manchar, y que esto es parte de su proceso de aprendizaje. No pasa nada.

Teniendo esto claro, el niño deberá aprender primero a usar el vaso si hasta el momento ha sido alimentado con lactancia materna. Al principio se derramará casi todo el líquido del vaso, pero conforme lo vaya usando esto dejará de pasar y lo usará sin que se le caiga ni una gota. Poco a poco.

Aprendiendo a usar la cuchara

Después podemos enseñarle a usar los cubiertos, estando pendientes de lo que hace y ayudándole si es necesario. El primer cubierto que debemos enseñarle a usar es la cuchara, que tendrá que ser de un material ligero y pequeña. En este momento seguramente la comida que vaya cogiendo acabará por todos lados, sobre todo si la comida lleva salsas como tomate frito para niños, pero es normal. Para asegurarte de que coma puedes dejarle que experimente con su cuchara mientras le das tú de comer con otra. Un pequeño truco que seguro que te viene bien.

Usar el tenedor

Cuando ya sepa comer con cuchara, podemos pasar a enseñarle a usar el tenedor. Puede ser que le cueste un poco más aprender a usarlo porque tiene que emplear un poco de fuerza para pinchar los alimentos que le des.

Y por último: el cuchillo

El último utensilio que le enseñaremos a usar es el cuchillo, cuando ya sepa usar el tenedor perfectamente, dejándole cortar alimentos blandos primero, como un poco de pasta con tomate frito para niños. Como el cuchillo es más peligroso que el tenedor y la cuchara tendremos que prestarle más atención cuando lo esté usando, pero sin impedirle que experimente.

Tanto si empieza usando un babero como si cambia a servilleta, es fundamental enseñar al niño a que se limpie solo lo antes posible. Podemos enseñarle a limpiarse la boca ofreciéndole la servilleta o el babero e indicándole lo que tiene que hacer. Para enseñarle a limpiarse las manos podemos hacer lo mismo, diciéndole que se ha ensuciado en vez de limpiarle nosotros mismos.

Una vez que ya tiene cierta autonomía es momento de dejarlos “volar”, pero eso sí, manteniendo siempre una vigilancia constante hasta que poco a poco se acostumbre. ¡Con estos consejos y plan, seguro que tu hijo aprenderá a comer solo perfectamente en cuestión de días!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.