Cómo cocinar la pasta al dente

como-cocinar-pasta-al-dente

Sobre gustos no hay nada escrito, pero una pasta bien cocida con su correspondiente salsa casera es un plato irrebatible. Para conseguirlo, es esencial preparar bien la pasta y que esta esté, como dicen los maestros cocineros italianos, al dente, ese estado donde la pasta se encuentra cocida pero aun firme, ideal para pegarle un buen bocado.

Pero, ¿cómo se prepara una pasta al dente? Hoy nos hemos propuesto resolver este interrogante y contarte todos sus secretos para obtener una pasta perfecta…a falta de su buena salsa. ¡Sigue leyendo!

Elige bien el recipiente de cocción

Una buena olla es uno de los puntos clave de la ecuación. Para que la pasta se cocine de manera uniforme es necesario que se cocine de forma pareja, es decir, que todas sus partes se encuentren a la misma temperatura. Además, ten en cuenta que la pasta aumenta mucho su tamaño durante la cocción, por lo que si está muy apretada se acabará pegando una con otra. Por ese motivo, utiliza ollas grandes y con bordes altos para que puedas introducir tu pasta sin necesidad de romperla y pueda flotar.

Asegúrate que el agua está hirviendo

La pasta se añade con el agua en estado de ebullición. ¿Por qué? Porque si la echas con el agua fría esta no se cocerá adecuadamente y es probable que la pasta se pegue y no quede suelta, como demasiado suave. ¿Y cuánta agua debemos utilizar? Lo idóneo es 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta.

Añade sal a la pasta

Antes de poner la pasta en la olla con agua hirviendo, debes añadir una pizca de sal al gusto. Lo recomendable es alrededor de 10 gramos por cada litro de agua, lo suficiente para que quede bien sazonada y no salga sosa. La sal se agrega cuando el agua hierve, porque el agua salada hierve a una temperatura más alta, por lo que tiende a tardar más en entrar en ebullición.

¿Cuándo echar la pasta?

¡Una vez que la sal se haya disuelto! Es importante incorporarla toda de golpe y remover de inmediato para que no se pegue a la olla. Lo ideal es mantener el fuego alto hasta que vuelva a hervir y en ese momento bajarlo un poco. Durante el tiempo de cocción la olla debe estar destapada, girando la pasta de vez en cuando para evitar que se pegue.

Tiempo de cocción

El tiempo de cocción depende mucho de la forma de la pasta: si es gruesa tardará más que la delgada y/o corta.  Este tiempo se mide desde el momento en que el agua vuelve a hervir. Aquí es importante seguir las instrucciones del fabricante, pues ya te indican un periodo de tiempo apropiado para ello, pero, sobre todo, sigue la auténtica tradición italiana: ¡pruébala antes de sacarla para verificar que está al dente!

¡Llegó el momento de la salsa!

Ya tenemos nuestra pasta al dente, pero, tal y como hemos dicho, nos falta lo más importante, lo que da ese sabor especial que tanto nos gusta: ¡la salsa! Para ello, te recomendamos nuestras sabrosas y deliciosas salsas caseras, como por ejemplo nuestra salsa boloñesa o la salsa napolitana, ideales para cualquier tipo de pasta.

Y estos son nuestros consejos para conseguir un rico plato de pasta al dente. Y tú, ¿ya sabes con qué plato vas a empezar a emplearlos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *