Coca de cabello de ángel

Hay dulces y dulces. Y hay dulces que es mejor tomarlos en fiestas, según marca la tradicional popular. Así, en zonas de Cataluña, Aragón, Baleares o la Comunidad Valenciana pronunciar el dulce de Coca le hace a uno mariposas en el estómago. Mmmm. ¿Tú también las sientes? Las hay de muchas clases y estilos, ya que cada casa tiene su librillo, que diría el dicho. Con chocolate, con cebolla frita, con aceitunas, con guisantes, con espinacas, etc. La que en este post vamos a tratar es una muy especial y muy “dulce”. Se trata de una coca de cabello de ángel… por supuesto, con el sabor casero y natural de Hida Alimentación. ¿La preparamos?

Para la utilización de esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 bote de cabello de ángel Hida.
  • 1 huevo.
  • 100 gramos de azúcar.
  • Para la masa de coca:
    • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra.
    • 1 pizca de azúcar.
    • 300 gramos de harina
    • 1 cucharadita de sal
    • Agua templada
    • 50 gramos de mantequilla
    • 25 gramos de levadura
    • 1 huevo

Elaboración:

Comenzamos con la masa de coca. Te recomendamos que la prepares tú, para que así los dulces te salgan con ese sabor auténticamente casero y tradicional que tanto nos gustan.

En un bol mezclamos el agua y el aceite y lo untamos con la mantequilla cortada. Agregamos el huevo, la sal, el azúcar y la levadura. Removemos la mezcla y cuando la tengamos homogénea le añadimos la harina hasta que la masa deje de estar pegajosa. Lo metemos en el horno durante 15 minutos a unos 200 grados aproximadamente (te recomendamos que lo precalientes unos minutos).

Una vez sacada la coca, desenrollamos la lámina y la cortamos en dos, una más grande que la otra. La parte más grande la estiramos con un rodillo y la untas un poco con el aceite de oliva para extender después el cabello de ángel.

Estiramos la otra parte de la masa hasta obtener una forma rectangular. Doblamos los bordes de la masa y hacemos presión con los dedos. Batimos con el huevo y espolvoreamos el azúcar hasta pintar la superficie del hojaldre.

Por último, lo metemos en el horno durante unos 30 minutos a 200 grados. Cuando estén listos, los sacamos y los dejamos enfriar. Y ¡A comer coca de cabello de ángel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *