Cebolla frita para combatir las alergias

La primavera es una de las épocas más especiales del año. La naturaleza se nos muestra más bella que nunca ya que las flores florecen, ¡Achís! Los días tienen más luz y por ello apetece tomar el sol en una terraza mientras tomas un aperitivo, ¡Achís! Y es que algo tendrá está estación tan bonita cuando dicen que la sangre altera, ¡Achís! Pero para los alérgicos, este mundo feliz se convierte, en ocasiones, en un tormento y es que llegan las congestiones, los constantes estornudos, los ojos llorosos, los eccemas en la piel, y… y, ¡Achís!

Aunque el panorama no sea el mejor si sufres de alguna alergia, no te preocupes, ya que desde el blog de Hida Alimentación nos gusta cuidarte, y para ello te ofrecemos una solución sencilla que, aunque no eliminará del todo tu alergia, si conseguirá aliviarte los síntomas del malestar. Y es que, en este post, vamos a hablar de las propiedades de la cebolla frita para combatir las alergias.

Las alergias son una respuesta de nuestro sistema inmunológico cuando entra en contacto con determinadas sustancias: un alimento, una prenda, el polen; y su aparición suele reproducirse en primavera. En la actualidad, se estima que el 20 por ciento de la población es alérgica a alguna sustancia. ¿Y en qué ayuda la cebolla frita para combatir las alergias? Principalmente por la Quercetina.

La quercetina es un flavonol presente en varias frutas y hortalizas y que destaca por su carácter antioxidante y por contener propiedades antiinflamatorias, lo que ayuda a que las fosas nasales y los ojos no se hinchen cuando entran en contacto con el polen. El alimento donde la quercetina está más presente es en la cebolla frita, ya que se estima que 100 gramos de cebolla podrían contener entre 22 a 52 mg de quercetina aproximadamente, y su absorción en el organismo es mejor que en la manzana o en el té. Unas cualidades que, unidos a su sabor, le hacen de un sofrito muy especial.

Por último, queremos destacar que el consumo de cebolla frita no elimina del todo las molestias producidas por las alergias y que ésta debe tomarse como un complemento a las recomendaciones que te haga tu médico de cabecera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *