Trucos y consejos para una alimentación saludable en verano

Durante los meses de verano el aumento de las temperaturas hace que nuestro apetito varié con respecto a los meses de invierno. Todo nos parece más pesado y menos ligero, mandando nuestro cuerpo varias señales en forma de sudor. Además, durante las vacaciones nuestra rutina tiende a cambiar, y en ocasiones, a alejarnos de una dieta equilibrada y saludable, abandonando nuestras salsas para pasta. ¡Y eso no puede ser!

Por este motivo, como lo sabemos y nos encanta cuidarte, desde el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación te ofrecemos una serie de consejos para mantener una alimentación saludable en verano.

¿Qué alimentos debo evitar en verano?

Empecemos por las prohibiciones, o por lo que deberías mantener a raya.

-Evitar las grasas

Lo principal es evitar las grasas todo lo posible. Por ejemplo, al mediodía ¡nada de pizzas, hamburguesas o patatas fritas! Hay que consumir comidas ligeras y con menos calorías para que el cuerpo no tenga que realizar un gran esfuerzo para digerirla. Además, si lo haces trabajar demasiado, aumentará tu temperatura corporal ¡con el calor que hace!

-Adiós al azúcar

Como sabes, los azúcares tienden a aportar calorías innecesarias, pero sobre todo promueven la deshidratación en nuestro cuerpo, una señal muy peligrosa para nuestro organismo con las altas temperaturas del exterior. Debes alejarte de pasteles, bollería y refrescos azucarados.

-No a los cócteles y a la cerveza

En la moderación siempre está la clave, pero si te encuentras deshidratado estas bebidas no son la mejor opción para tu organismo. Por ejemplo, la cerveza te aporta muchas calorías que te harán sentirte hinchado, y si hablamos de los cócteles…¡algunos pueden llegar a 900 calorías por copa! Una copa de vez en cuando, sí, pero no todos los días ni varias veces en 24 horas.

Pan y cereales integrales

Un clásico recurrente del verano son los bocadillos y sándwiches. ¿Qué te bajas a la playa? El sándwich. ¿Qué se hace una excursión a alguna cala escondida? El bocadillo que no falte. Campo, playa o piscina, da igual el lugar que siempre estarán a mano. No obstante, si puedes, mejor optar por pan integral, que te aportará más fibra, vitaminas y minerales que el pan blanco.

Pero no sólo al pan debes emplear alimentos integrales, también para el arroz, para los cereales o para tus platos de pasta con tus salsas para pastas favoritas.

Frutas y hortalizas de temporada

En esta época del año es vital consumir más frutas y verduras. A medio día y a media mañana, con moderación y respetando la regla del cinco, esto es, cinco piezas a lo largo del día. En verano apetecen más los alimentos frescos de nuestra gastronomía, y para ello contamos con platos tan ricos y variados como una ensalada, un gazpacho o un salmorejo.

Así, en cuanto a frutas, verduras y hortalizas urante el verano te recomendamos tomar piezas como sandía o melón, que son muy frescas y tienen un bajo aporte de azúcares, ¡además de ser muy dulces!

En definitiva, agua, fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales, antioxidantes…¡todo son buenas noticias para el organismo!

Dieta mediterránea que nunca falte

¡La adoramos! Si durante todo el año basas tu alimentación en la variedad y riqueza de los alimentos mediterráneos ¿por qué no hacerlo también durante el verano? Consumir cualquier tipo de pasta con tu salsa para pasta favorita, aceite de oliva, carnes blancas, frutos secos, ajo y especias, derivados lácteos como el queso o el yogur, frutos secos… ¡se nos hace la boca agua!

Estos son los consejos que te ofrecemos para una alimentación saludable en verano. Y tú, ¿sabes ya como llevar una vida sana en esta época del año? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *