Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de Cookies.
cerrar
  • Facebook Youtube English Français

Hidratación en verano

03-08-2017 | VIDA SANA

El verano es alegría, viajes deseados, lugares que sólo visitas en esta época de año y sobre todo mucho calor. Es evidente que es el único lunar visible de esta estación del año y por ello solemos gastar la billetera en ventiladores, abanicos y aires acondicionados para volver a disfrutar de una sensación de confort y bienestar en nuestro cuerpo, o lo que es lo mismo, para eliminar el sudor. Conocer las claves para combatir el verano nos hará llevar mejor esta época estival.


Como lo sabemos y nos encanta cuidarte, en el blog de conservas de vegetales de Hida Alimentación, vamos a describirte la importancia de la hidratación en verano y a mostraros algunas alternativas saludables al agua como el gazpacho, la bebida detox más tradicional. ¿Preparados?


La importancia de la hidratación


Como sabes, el agua es el componente mayoritario de nuestro cuerpo, siendo una parte fundamental en numerosos procesos fisiológicos como la digestión o la regulación de la temperatura corporal. Con la llegada del buen tiempo y del verano nuestro ritmo de vida cambia, ya que realizamos más actividades al aire libre que en invierno y nos movemos más, lo que unido a las altas temperaturas y a la humedad hacen un cóctel explosivo para nuestro organismo.


Debido a estos factores nuestro organismo requiere una mayor dosis de líquidos para que su funcionamiento continúe en perfecto estado. La ingesta de líquidos y sales minerales nos permite recuperar las pérdidas de agua de nuestro cuerpo. No hay que olvidar que con una deshidratación puedes sufrir dolores de cabeza, un cansancio y malestar generalizado al perder parte de tu energía física, problemas dentales y trastornos broncopulmonares entre otros.


Sin embargo, un error muy común es beber líquidos única y exclusivamente cuando se tiene sed. Se debe beber agua de manera progresiva a lo largo del día y no esperar a tener la boca seca para hacerlo, ya que es un claro síntoma de deshidratación.


Algunos consejos para la hidratación


Aunque de manera general cada persona debe encontrar su propio equilibrio, existen una serie de pautas comunes para lograr una hidratación saludable que podemos resumir en las siguientes:


Se debe beber entre 2 y 2,5 litros de líquido al día, lo que equivale entre 8 y 10 vasos de agua.  La forma de hacerlo debe ser variada y con moderación, ya que de nada sirve que bebamos demasiado a primera hora del día y no lo volvamos a hacer hasta 5 o 6 horas después.


Reduce el consumo de alcohol. Esta sustancia es un diurético que en realidad te hace perder más líquido del que consumes, por lo que su consumo de manera prolongada está relacionado con algunas causas de deshidratación. En la moderación está la clave (bebidas como la cerveza o la sidra), además de que su consumo no debe contarse como una ingesta de líquido propiamente dicho.


Una dieta diaria, equilibrada y saludable como la dieta mediterránea, considerada una de las más importantes del mundo por su selección de materias primas y productos frescos en conservas de vegetales como el tomate frito o tan hidratantes como el gazpacho. Con 4-6 comidas al día, en cantidades adecuadas y moderadas, conseguirás hidratar tu cuerpo mantener un estado de energía óptimo.


Gazpacho Hida

Bebidas naturales


Para evitar la monotonía de beber siempre agua tienes las siguientes alternativas:


Zumo de frutas: además de calmar nuestra sed, aporta las propiedades de las frutas como minerales, vitaminas y diversos componentes antioxidantes. Una combinación perfecta para el organismo.


Bebidas refrescantes: aunque no se debe abusar de ellas, su composición de agua en más de un 90% en las light contribuyen a calmar la sed y mantenernos hidratados, siendo un acompañante ideal para las comidas.


Alimentos como el gazpacho: este sabroso plato típico de la dieta mediterránea nos ayuda con todo su frescor a mantenernos hidratados y sanos por dentro debido a su alto contenido en licopeno, fibra y minerales, sobre todo si se sirve frío. El gazpacho es un plato ideal y delicioso para soportar las altas temperaturas y que se puede consumir tanto en la cenas como en las comidas, a gusto del consumidor.


Estas son algunas de las claves que debes seguir para mantener una correcta hidratación en verano: beber cuando no hay sed, combinarlo con zumos y bebidas refrescantes y comer entre 4-6 veces al día incluyendo un rico y nutritivo gazpacho. Y tú, ¿cómo te mantienes hidratado en verano?

 

Comparte


0 comentario/s

DEJA TU COMENTARIO